Estudiar un idioma extranjero para muchos es un deseo inalcanzable. Si estás leyendo este artículo, probablemente estés entre los que ven este objetivo muy fuera de su alcance. En este artículo descubrirás que esto es solo un mito. También descubrirás:

  • Por qué es tan importante saber cómo aprender un idioma rápidamente.
  • Cómo estudiar un idioma en poco tiempo SIN que dependa de tu talento
  • El método para aprender un nuevo idioma en 46 días y poder trabajar en el extranjero

¿Por qué estudiar un idioma extranjero?

Estudiar un idioma es necesario si eres una persona ambiciosa que quiere tener un gran futuro.

Seguro que ya lo has escuchado: si quieres tener éxito en el trabajo tienes que hablar al menos un idioma extranjero.

Si alguna vez has curioseado en los portales de empleo habrás visto que aproximadamente en 8 de cada 10 puestos piden un buen nivel de inglés, al menos un B1, y 6 de cada 10 incluso piden un segundo idioma.

Si aspiras a una profesión prestigiosa (y bien remunerada), no puedes huir de los idiomas. Saber AL MENOS un idioma extranjero no es importante, es esencial.

Según un estudio de la Universidad de Guelph (Ontario, Canadá), los trabajadores bilingües ganan entre un 3% y un 7% más que los que hablan un solo idioma.

La relación de los idiomas con tu cerebro.

Según algunos investigadores del University College London, estudiar idiomas extranjeros altera la materia gris de la misma manera que el ejercicio desarrolla los músculos. Estudiar un idioma extranjero es una forma increíble de entrenar tu cerebro: mejora la memoria y aumenta la concentración.

Sin embargo, si a pesar de esto, incluso en este momento, incluso la idea de repetir palabras y reglas gramaticales parece ser la peor tortura a la que podrías enfrentarte, o que entre clases y exámenes ya tiene suficiente, sigue leyendo para descubrir cómo aprender un idioma extranjero sin ninguna dificultad.

Los mitos más comunes.

Lo primero que tienes que saber es que no hay secretos, fórmulas mágicas o trucos para aprender idiomas: solo se necesita determinación y un método de aprendizaje eficaz.

Mito falso #1: aprender un idioma es más fácil cuando somos niños.

Es un mito que nació cuando todavía se conocía muy poco sobre las características del cerebro. Los neurocientíficos han demostrado que el cerebro puede aprender, moldearse y crear nuevas conexiones neuronales a cualquier edad, siempre y cuando se entrene, y aprender un idioma es uno de los mejores entrenamientos. 

Lo único que diferencia a los niños de un joven o adulto es que no tienen miedo a equivocarse. A un niño no le da vergüenza hablar mal cuando está experimentando con nuevos sonidos y nuevas palabras de un idioma nuevo. Pasa de la vergüenza y sigue los pasos que encontrarás aquí, verás que será mucho más sencillo de lo que parece. 

Falso mito #2: aprender un idioma depende del talento.

Cada uno de nosotros tiene predisposiciones naturales pero eso no quiere decir que algo “no sea para nosotros” o “no se nos de bien”. Si le dices a un niño lo que es capaz o no de hacer cuando está en la escuela, comenzará a rechazar todas las asignaturas que “no se le dan bien”. Es exactamente lo que ocurre con los idiomas, el ejemplo más típico es con el inglés. Todos tienen una forma o muy positiva o muy negativa de pensar en los idiomas, no hay término medio, porque la mayoría o se sienten capaces, o creen ser totalmente incapaces de aprenderlos. 

Queremos desmentir esto porque el aprendizaje no es una cuestión de talento, es una cuestión de método. 

Cómo NO se aprende un idioma extranjero. 

El último informe INVALSI 2019 revelaba que después de 13 años de escuela, solo un estudiante de cada 3 entiende lo que escucha en inglés.

En el colegio se enseñan idiomas porque todo el mundo sabe que son importantes para el futuro de cualquier alumno, el problema es que aunque hayas estudiado inglés durante 10 años aún no seas capaz de trabajar en ese idioma

Si estás en la universidad pero todavía no sabes hablar fluidamente en inglés es solo por falta de un método eficaz, pero como sabes que es necesario hacerlo seguro has estado buscando formas creativas para aprenderlo, incluidos libros autodidactas… 

Cómo NO aprender un idioma con un libro.

Es tan efectivo como vaciar una piscina con un colador.

Incluso nosotros hemos escrito dos libros para aprender idiomas,  “Inglés en 21 días” y “Chino en 21 días”, pero sabemos que aunque nos hemos esforzado para crear un buen contenido, no es la forma más efectiva para aprender un idioma.

Es como querer aprender a nadar de un libro, puedes leer en detalle cómo tienes que hacer el movimiento pero de la teoría a la práctica hay un paso enorme. Muy diferente es cuando llegas a la piscina y tienes un entrenador que te corrige y te ayuda a dominar esa disciplina. 

Cómo NO aprender un idioma en una academia.

Una academia de 30 horas cuesta unos 720 euros.

Vas a clase, aprendes algo, luego te dan tarea para casa que no sueles hacer porque tienes mil otras cosas que hacer y 30 horas de academia después y 700 euros menos en tu bolsillo, ¿qué ha cambiado?

Decididamente nada, o muy poco. 

Cómo NO aprender un idioma haciendo un erasmus.

Todos dicen que para aprender un idioma hay que vivir en el lugar. Estas experiencias varían según los destinos, París es el más caro, 1.030 euros por semana, luego tenemos Mónaco y Boston, 980 euros, 940 euros. Una semana en Málaga 860 euros…

Después de esta experiencia te habrás divertido mucho y habrás conocido a mucha gente, pero ¿cómo ha evolucionado tu nivel de conocimiento y dominio del idioma?

Sobretodo si has viajado con compañeros españoles…

Ir a otro país por unas cuantas semanas es una gran experiencia desde mil puntos de vista y también es útil para aprender el idioma, pero no es suficiente para dominarlo completamente.

Cómo NO aprender un idioma extranjero con … YOUTUBE, NETFLIX, Etc.

En los últimos años puedes encontrar muchas maneras de mejorar el inglés (o cualquier otro idioma que te gustaría aprender). Puede ayudarte a mejorar la comprensión pero a la hora de empezar a hablar, que es la parte más importante, eres incapaz de pronunciar una frase con sentido, como si tu mente estuviera desconectada de tu boca porque mientras que dentro de tu cabeza sabes qué palabras te gustaría decir, no consigues que lleguen hasta la boca.  

Pero no todo son malas noticias, porque existe una forma de aprender un idioma de forma fácil y rápida. 

Cómo aprender rápidamente un idioma, lo suficientemente bien incluso para trabajar en el extranjero.

¿Sabía que las 100 palabras más comunes en inglés representan la mitad de todos los textos en inglés? Significa que solo aprendiendo 100 palabras es posible entender el sentido general de un texto.

Como aprender un idioma suficientemente bien para trabajar en el extranjero en 60 días

Hace 7 años tome la decisión de mudarme a España con Michele D’Antino y un grupo de 10 personas que querían ser instructores del Curso Genius.

La razón por la que elegí empezar esta aventura y darle un vuelco a mi vida era crear nuevas oportunidades para las personas que habían elegido trabajar con nosotros.

Llenamos dos coches de maletas y cogimos un barco para ir a Barcelona, aunque ni mis compañeros ni yo conocíamos una sola palabra de español.

Tomé una decisión y elegí la fecha del primer curso Genius en español, 46 días después el día que llegamos. Quien me conoce sabe que me cortaría un brazo antes que cancelar un curso que ya he puesto en la agenda.

46 días es el tiempo que estaba dispuesto en concedernos para superar la barrera lingüística y ser capaces de levantarnos delante de un grupo de personas para explicarles los secretos del aprendizaje en su propio idioma.

Lógicamente si hablas de aprendizaje no lo puedes hacer hablando como Tarzan en la jungla. Para conseguir ese resultado hemos intentado utilizar todos los métodos convencionales:

Un mes antes de salir envié a todos un manual de español con CD incluido.

Resultado: el día de la salida ninguno de nosotros había mejorado, ¡ni lo más mínimo!

Después nos hemos apuntado a una academia: Tres horas al día todos los días, al final de la primera semana estaba muy claro que si seguíamos así sería imposible llegar preparados para la fecha del curso. Para llegar al nivel que necesitábamos habríamos tardado meses… 

Tenia que convencer a los profesores de la academia para ir más rápido y enseñar a la velocidad de las técnicas de memoria que nosotros conocíamos en lugar de seguir con el método tradicional de leer y repetir al que están acostumbrados en las academias. 

Cogí una cita con la directora de la escuela para comentárselo pero ella no quiso escuchar nada, llevaba años gestionando la escuela y sabía cómo se aprenden los idiomas. Pero yo no tenía ninguna intención de darme por vencido, en 40 días tenía que hacer el curso, eso era inamovible.

Entonces se me ocurrió preguntarle “¿Qué deberíamos que hacer para demostraros que somos capaces de aprender mas rápido que todos los demás?”

Abrío uno de sus cajones y sacó un listado de más de 700 palabras. “Este es el vocabulario necesario para superar un test de certificación de español, hoy es viernes, el lunes por la mañana os interrogaremos y si lo sabéis todo podemos llegar a un acuerdo”. Para ella era como una misión imposible. 

Durante ese fin de semana nos encerramos en casa y con las técnicas de memoria memorizamos a la perfección todo el listado de vocabulario.

Después de nuestra demostración aceptaron enseñarnos español a nuestro ritmo y 46 días después de nuestra llegada hicimos el primer curso en español, no éramos perfectos pero fue increíble. 

A día de hoy tenemos 12 sedes operativas en toda España donde hacemos cursos cada mes. 

¿Te gustaría conseguirlo tú también?

Estos son los 3 pasos para permitirte hablar en 60 días un idioma extranjero a un nivel que nunca has tenido, dedicándole media hora al día.

PASO 1

Lo primero que tienes que hacer es aprender unas 1000 palabras de ese idioma. Con las técnicas no se necesita más de 30 minutos al día durante 30 días para conseguir este resultado. Sin palabras no se puede hablar

PASO 2

Lo segundo que tienes que hacer es construir las frases en presente, en pasado y en futuro. Tienes que saber cómo ordenar la información y los diferentes tiempos verbales.

Una vez aprendido esto, tienes que conocer las características fundamentales del idioma que quieres aprender. Por ejemplo, en ingles las reglas de pronunciación o los verbos irregulares, en francés los acentos, los géneros en alemán, etc.

Si en el primer mes inviertes media hora al día en la que aprendes el vocabulario, las reglas gramaticales y los tiempos en presente, pasado y futuro, al cabo del mes estarás listo para el paso número 3.

PASO 3

A este punto estás listo para empezar a hablar.

¿Hablarás como un profesor de Oxford? ¡NO!

¿Hablarás perfectamente? ¡Tampoco!

¡Hablarás como Tarzan!

¡Y está muy bien así!

A partir de este momento puedes empezar a hablar con un nativo que te ayude y te corrija. También te aconsejo apuntarte a un “Conversation Club”, que es un lugar en el que un profesor nativo y tú podéis conversar durante media hora al día.

Puedes encontrarlo en una academia de idiomas o por internet. Dedica algunos minutos en Google para buscar las opciones dependiendo del idioma que quieras aprender, en el libro “Inglés en 21 días” te aconsejamos algunas.

Después de 30 días de conversación consecutivos tu nivel de conocimiento de ese idioma llegará a un nivel que nunca habrías alcanzado antes.

Y sigue hablando porque esa es la ÚNICA solución.

Tengo una sorpresa para ti porque existe una manera de conseguirlo desde la pantalla de tu móvil con nuestro GeniusBot! Regístrate para recibir consejos personalizados con los que llegar a tu objetivo lo más rápido posible.