El aprendizaje rápido funciona

El aprendizaje rápido funciona

Qué es el aprendizaje rápido y por qué funciona (incluso si te sientes lento)

«Aprendizaje» y «rápido» son dos palabras que juntas levantan sospechas. De hecho, asociamos el aprendizaje al clásico estudio y no muchos de nosotros podemos decir que obtenemos excelentes resultados estudiando durante poco tiempo.

Probablemente has pensado más de una vez que el aprendizaje de algo requiere mucho tiempo. Prepararse para un examen de matrícula de honor en la universidad requiere al menos un mes (estudiando todos los días desde la mañana hasta la noche y si el examen no es particularmente complicado). Aprender a

hablar un nuevo idioma puede durar varios años. Y si alguien se presenta a un examen después de haber estudiado sólo 3 días, pensarás: “Seguramente has estudiado mal, nunca lo aprobarás”. Si otra persona te dice que ha aprendido un idioma en un mes, tú pensarás: “Sabrá decir solo cómo se llama”.

Es increíble, pero pensamos que o se aprende rápidamente o se aprende bien, por lo que desconfiamos de quien nos promete un aprendizaje rápido. Así, frente a una persona que obtiene resultados increíbles en un corto período de tiempo (¡porque todos conocemos a alguien!) empezamos a pensar que son genios fuera de la lámpara, que son personas que tienen cualidades innatas.

La verdad es que aunque cualquier persona pueda tener alguna capacidad más que el resto, la diferencia la hace el método utilizado para aprender. Según el INE, un gran porcentaje de los estudiantes universitarios tienen como método de aprendizaje el obsoleto “leer y repetir”. Este método es el mismo utilizado por nuestros abuelos, y tiene tres grandes inconvenientes: requiere mucho tiempo, es aburrido y es absolutamente ineficaz a largo plazo. Se han realizado varios estudios sobre este tema, como uno realizado por John Dunlosky, de la Universidad Estatal de Kent, que lo califica como el método con menor eficacia, junto con el subrayado.

Si casi todas las personas utilizan estas estrategias, se entiende  rápidamente por qué se ha difundido esta idea de que aprender bien lleva mucho tiempo. Repetir muchas veces los conceptos, de hecho, no significa comprenderlos mejor, y mucho menos recordarlos durante más tiempo. De hecho, una poesía estudiada de memoria hoy y repetida 20 veces, en una semana no la recordarás más.

Por lo tanto, ¿aprender rápido es posible?

Sí. Lo que a veces no se sabe es que el aprendizaje rápido se llama también aprendizaje eficaz o aprendizaje avanzado. El objetivo de este conjunto de técnicas es aumentar la eficiencia mental, teniendo como agradable efecto colateral un considerable ahorro de tiempo.

Esto es posible optimizando todas las etapas del aprendizaje: lectura, comprensión, organización y memorización de información. Esta optimización se realiza a través de técnicas específicas, que estimulan e involucran áreas de nuestro cerebro fundamentales en el aprendizaje. Lo que los métodos clásicos no hacen ni remotamente.

Las técnicas de alto rendimiento de las que hablamos son: 

  • La lectura rápida que, a través del entrenamiento de los músculos oculares y de la evolución del esquema de lectura (lo que enseñan a un niño de 6 años no puede ser eficaz también para un adulto) nos permite aumentar 2, 3 o 4 veces nuestra rapidez y aumentar la comprensión del texto.
  • Los mapas mentales. También definen la evolución de la escritura, permiten resumir 40 páginas de un libro en una hoja o coger apuntes de manera efectiva, siendo capaz de seguir la clase activamente.
  • Las mnemotécnicas, que utiliza la memoria visual, la memoria emocional y la memoria asociativa para estimular el hemisferio derecho de nuestro cerebro y permitirnos recordar la información a largo plazo.
  • Por último, hay estrategias de organización, relajación y concentración que hacen el aprendizaje aún más rápido, eficaz y agradable. 

Estas son algunas de las técnicas más modernas y utilizadas durante más de 20 años. Hay muchas más, y todas juntas hacen que sea posible alcanzar resultados impresionantes. Estas son, por ejemplo, las mismas que han utilizado diferentes competidores del Superbrain (la liga italiana de las súper mentes, conducida por Paola Perego en el Canal Rai Uno de Italia) para apoyar pruebas sorprendentes, como memorizar todo el vocabulario de la lengua italiana. Y son las mismas estrategias utilizas por miles de personas en todo el mundo para aprobar exámenes universitarios tranquilamente o actualizarse sobre el trabajo rápidamente. Las mismas que miles de jóvenes utilizan para desarrollar las competencias requeridas en el mundo laboral.

Para tener una idea de la eficacia de las técnicas, puedes verlo en esta página de Facebook, donde muchos estudiantes del curso Genius publican cada semana resultados de cualquier tipo. Si deseas profundizar en el tema y entender finalmente cómo es posible aprender rápidamente y bien al mismo tiempo, puedes participar en la primera lección gratuita del curso Genius.

Prueba tú mismo lo emocionante que es utilizar el 100% de tu potencial, ¡será increíble!

Deja una respuesta