La mnemotecnia o nemotecnia es un proceso intelectual que consiste en establecer asociaciones o vínculos para recordar algo. Las técnicas mnemotécnicas suelen consistir en vincular la estructura y el contenido a conservar con determinadas ubicaciones físicas dispuestas según convenga.

En el campo de la psicología y la pedagogía, la mnemotecnia se considera el arte de promover la memoria a través de medios o dispositivos convencionales.

Algo que suele pasar muy a menudo, es no recordar la mayor parte de las cosas que hemos dado en clase, o que nos cueste un gran esfuerzo estudiar para un examen porque ‘ostras, esta cosa no me entra en la cabeza’. Tener poca memoria puede ocasionar no precisamente pocos problemas de resultados y de autoestima.

Aquello que pocos saben es que no es problema de escasa inteligencia ni mucho menos de dotes innatas.

¡Es solo una cuestión de entrenamiento! Sí, has leído bien, ¡entrenamiento! Exactamente como si estuvieras en un gimnasio.

Si te dijera que no tienes nada que envidiarle a tu ordenador y que podrías recordar listas infinitas de cifras o palabras, ¿te lo creerías?

Quizás aún no, pero una vez leído este post apuesto a que cambiaras de idea.

Las reglas de la mnemotecnias son muy ventajosas, sencillas, fáciles de entender y están estrechamente relacionadas con lo que el individuo quiere recordar (como fechas o un listado de palabras).

El potencial y la practicidad de este método es que utiliza la forma natural en que funciona el cerebro, porque los recuerdos siempre están conectados inconscientemente. Un recuerdo puede llevar a otro y este a otro (este es el mismo concepto detrás del mapa mental), solo que con la nemotecnia se realizará de manera consciente.

¿Qué significa la palabra mnemotecnia?

La mnemotecnia o nemotecnia, también conocida como «ars memoriae» o «ars memorativa» en latín, es un conjunto de técnicas de memoria y recuerdo basadas en la práctica diaria de la asociación mental de la información a memorizar con datos que ya sean parte de la memoria o de la práctica más cotidiana.

Etimológicamente hablando, la palabra mnemotécnica es de origen griego y consta de los siguientes léxicos: «Mneme» que significa «memoria», «techne» que significa «técnica» y el sufijo «-ia» que significa «acción».

¿Quién creó la mnemotecnia?

El poeta griego Simónides de Ceos, fue uno de los primeros en utilizar la mnemotecnia, más concretamente el «sistema de posiciones«, que le permitía recordar discursos largos anteriormente ideados por un método que consistía en localizar mentalmente en las distintas partes del oratorio las diferentes frases del discurso, para así recordarlas en orden al pasar la vista por estas partes mientras hablaba.

Como anécdota, en el año 500 a. C. Simónides estaba en un banquete, y por aburrimiento memorizó la posición de cada uno de los comensales. Se ausentó justamente en el momento en el que un derrumbe del techo aplastó a todos los allí presentes, salvándose él de tan mala suerte. Pero gracias a eso, logró identificar cada uno de los cuerpos al poder recordar el lugar que ocupaba cada uno de ellos.

¿Que es una Regla mnemotécnica ?

Una regla mnemotécnica (en griego: μνήμης τέχνη [mnēmēs tejnē], ‘técnica de memoria’) es una oración corta y fácil de recordar que ayuda de manera artificial a relacionar palabras, con el objetivo de memorizar conceptos con mucha más facilidad.

¿Cuáles son las estrategias mnemotécnicas?

  • Casilleros mentales, consiste en enlazar las palabras que se quieren retener con un listado de palabras conocidas y organizadas por el individuo. De esta manera se puede memorizar de forma rápida listados de palabras, que además sabremos de forma ordenada.
  • Conversiones numéricas, es una técnica que consiste en convertir los números en consonantes y, por último, añadir vocales para formar una palabra. En este sentido, el individuo debe crear una tabla donde a cada número se le asigna una consonante. Por ejemplo, el individuo necesita memorizar el número 45: 4 C, 5 M, en este caso, se puede formar la palabra cama lo cual es más fácil para su retención.
  • Memorización de los elementos a través de una historia, en el caso de que el individuo deba memorizar las palabras: oso, tren, casa, el individuo puede crear una historia como el oso tomó un tren para llegar a su casa.
  • Creación de música o versos, se emplea para memorizar las tablas aritméticas, o lista de preposiciones, adverbios, entre otros.
  • Convertir la palabra en una imagen.

¿Cuál es el uso de la mnemotecnia?

Una regla mnemotécnica es un sistema sencillo utilizado para recordar una secuencia de datos, nombres, números, y en general para recordar listas de datos relacionando palabras, imágenes, etc.

¿Cómo se puede aprender la mnemotecnia?

Si se quisiera aprender a memorizar de manera nemotécnica habría primero que aprender las reglas con las que juega el cerebro. Así como las computadoras solo almacenan información en dígitos binarios, la memoria nemotécnica solo puede almacenar imágenes asociadas de maneras extravagantes a algo que ya se conoce.

Continuando con la analogía, toda la información que se introduce en un ordenador, antes de ser almacenada es llevada a código binario; luego, al ser necesitada es decodificada nuevamente y se muestra en la pantalla.

De manera similar, para memorizar algo con técnicas nemotécnicas, primero hay que convertir los datos en imágenes para luego asociarlas o guardarlas en partes de la memoria que ya se conocen.

Luego, cuando se necesite recordar, se partirá del lugar donde se dejó la asociación, se recordará la asociación hecha y la imagen que representa el dato buscado, se decodificará y se habrá recordado lo que se buscaba.

mnemotecnia que es

¿Es suficiente la mnemotecnia para estudiar mejor?

Dominar las técnicas de memoria es fundamental para un estudiante universitario.

Da igual que seas un estudiante de ingeniería o de economía, tendrás seguramente un gran volumen de estudio, que incluyen datos, nombres y contenido que memorizar.

Pero las técnicas de memoria solamente NO SON suficientes para llegar a estudiar verdaderamente bien y de forma rápida.

Las técnicas de memoria solamente NO SON SUFICIENTES: ante todo es necesario asegurarse de haberlas realmente entendido y aprendido correctamente, es facilísimo malinterpretar algunos principios o aplicarlos superficialmente, y luego se trata de métodos pensados para memorizar detalles, ¡no para sustituir enteramente el método de estudio!

Para que las técnicas de memoria demuestren su verdadero potencial deben ser insertadas en un método único que cubra cada aspecto del estudio, si no acaban simplemente resultando ser un truquito para impresionar a los amigos, pero que no te dará jamás un resultado tangible en términos de examen, notas, oposiciones, controles, etc.

Sin un método de estudio eficaz y la justa concentración, recordar un montón de información hasta atiborrarse puede ser complejo: por esto, las técnicas de memoria acuden a nuestra ayuda para acelerar el proceso de aprendizaje.