TÚ TAMBIÉN PUEDES ESTUDIAR 50 PÁGINAS EN 3 HORAS

¿Existe alguna manera para estudiar 50 páginas en tan poco tiempo?

Se acerca el examen y lo has dejado todo para el último momento o te acabas de dar cuenta de que tienes que estudiar un libro más…

Si estás buscando una respuesta a esta pregunta es porque tu manera de estudiar no está dándote resultados o, al menos, no todos los que te gustaría. 

¿Sabías que para estudiar 50 páginas no necesitas más de 3 horas? De hecho, podrías hacerlo también en tan solo 1 hora. 

Si no eres capaz de leer, entender y memorizar esta cantidad de páginas en un máximo de 3 horas es porque tu método de estudio tiene algunos fallos. 

Aunque intentes convencerte, si la manera en la que estudias no te permite llega a este tipo de resultados, significa que algo no funciona, o quizás nunca habías pensado que se podían si quiera lograr cosas como éstas. 

Un buen método de estudio no tiene nada que ver con estar sentado durante horas con el libro delante y el subrayador en la mano, ni tampoco con leer y repetir hasta quedarte dormido. 

El sistema educativo prepara los alumnos para saber qué estudiar, pero no cómo estudiarlo. Es bastante común escuchar por parte de un profesor “estudia de la página 14 a la 29 para mañana”, pero ninguno se ha encargado de decirte cómo meter en tu cerebro toda esa información. 

Estamos acostumbrados a que nos recuerden que estudiar requiere esfuerzo y sacrificio, horas de leer y repetir, hojas de apuntes y que a base de tropezar siempre con la misma piedra algo nos entrará en la cabeza. 

Lo que nadie te ha dicho es que:

  1. Estudiar es como una operación matemática, tienes que colocar los elementos en el correcto orden y cantidad para que al sumarlos consigas el resultado correcto. En este caso la ecuación debería dar como resultado un 10, que en este caso significa estudiar de forma rápida, dinámica, sin aburrirte ni dormirte en el proceso y recordando lo que lees fácilmente.
  1. Cuidado, porque no existe un método perfecto para todo el mundo. Cada persona cuenta con sus propias variables y signos matemáticos, es por eso que hay que encontrar cual es TU combinación ideal que te lleve a ese resultado que hemos mencionado antes. 

Teniendo en cuenta esto, estudiar 50 páginas en un día es posible, y para empezar a añadir algunos elementos en la ecuación de tu método personal quiero enseñarte cómo se hace sin atascarte ni agobiarte en el camino. 

Cuando nos ponemos a estudiar pasamos por una serie de fases donde pueden presentarse algunas dificultades que tendremos que ir solucionando.

 

FASE 1. ¿Cómo estudiar 50 páginas que ni siquiera entiendes de qué van?

Estudiar un texto de 50 páginas de “Análisis matemático 1” del cual no sabes absolutamente nada es muy diferente que estudiar 50 páginas de un texto que ya conoces. Si este no es tu caso y ya tienes unas nociones básicas del texto que estás estudiando puedes pasar a la FASE 2. 

Si, en cambio, lo que estudias te parece estar escrito en otro idioma coge el móvil y busca en YouTube un vídeo en el que se explique esa asignatura, dedica 45 minutos máximo para mirar algunos videos sobre el argumento que tienes que estudiar, esto te permitirá tener una idea lo más precisa posible de aquello que tendrás que estudiar. 

Después de mirar el vídeo vuelve a ojear tus 50 páginas para que veas si ahora te parece más claro: 

  1. El texto es difícil de comprender, no entiendo cómo están explicados los conceptos. 
  2. Sigo sin tener demasiado claro de qué va todo esto.

En el primer caso una buena solución es coger el móvil y buscar en Google pdfs, ebooks y diapositivas de lo que estás estudiando. Es bastante norma encontrar textos difíciles o libros inentendibles cuando haces una carrera que hacen del estudio algo muy tedioso y largo, por eso utilizar otras fuentes de donde poder complementar o incluso sustituir tu texto puede ser la vía más rápida para hallar tu salvación. 

En el segundo caso una buena solución es hacer otra sesión de video-estudio, busca otros videos donde se expliquen los argumentos y temas que te están costando entender para que te crees una idea más sólida sobre la información con la que estás tratando. Tienes que convertirte en una especie de Sherlock Holmes a la búsqueda de pistas que te permitan entender de qué van tus 50 páginas. 

Ahora estás listo para pasar a la fase 2. 

 

FASE 2. Estrategias para estudiar 50 páginas en el menor tiempo posible. 

Lo primero que tienes que hacer es coger un folio A3 o un blog de notas porque crearemos un mapa mental, si no sabes lo que es o cómo funciona un mapa mental tienes que leer “ARTICULO”. 

Después de haber leído y entendido tus 50 páginas crea un mapa donde, en las ramas principales anotarás los argumentos más significativos e importantes que has encontrado. (Esta es la razón por la cual he enfatizado tanto en la FASE 1 el hecho de que tengas una idea clara sobre y que hayas comprendido el texto).  

Una vez hayas diferenciado los macroargumentos principales y los hayas ordenado en el mapa mental es hora de incluir la información secundaria añadiendo otro nivel en el mapa mental, creando ramas adyacentes a las principales. 

En esta fase estamos creando un tipo de preparación al estilo de una cebolla. Una cebolla tiene un centro y varias capas que la revisten. La primera y segunda rama que has escrito equivalen a las primeras capas de la cebolla. Quizás para el tema que estás estudiando, con dos o tres capas es suficiente para sacar un 6 porque al menos habrás aprendido ese mínimo de cosas indispensables que te permiten contestar a unas cuantas preguntas. 

Poco a poco puedes ir profundizando la información siguiendo el mismo sistema, es decir, añadiendo capas a la cebolla, o en tu caso, ramas al mapa, para mejorar tu preparación y el grado de detalle con el que conoces la información. 

Atención: se trata de que en un solo mapa consigas poner todos los macroargumentos, así como los argumentos secundarios y los detalles, que has ido encontrado después de haber leído todo el texto y no de ir dividiendo el mapa por cada 10 páginas, porque de esta manera pierdes un montón de tiempo y energía en las primeras 10 páginas sin pensar en que luego tendrás que estudiar otras 40. Es ahí donde tu motivación cae en picado. 

Estas dos soluciones te resultarán eficaces a corto plazo porque no estás resolviendo el problema más importante, no son la solución definitiva porque no te permiten recordar los conceptos a largo plazo. 

Si quieres superar la prueba del recuerdo a largo plazo y sobretodo aprobar los exámenes con la máxima nota y no con un simple 5 la solución es solo una: tener un método de estudio más eficaz. 

Cuando estudias con un método personalizado, 50 páginas las podrías estudiar en 3 horas como máximo. 

Si te cuesta creer que sea posible estudiar así es porque tus expectativas en el estudio son demasiado bajas, es como tener un Ferrari y conducir en primera. Si nadie te ha enseñado que el Ferrari tiene mucha más potencia y que va mucho más rápido si aprendes a usar las otras marchas. 

Para ver cuánto puedes correr con tu Ferrari puedes echar un ojo a los testimonios certificados de alumnos que ya han acelerado y pedir una cita para asistir a nuestra conferencia gratuita donde nuestros instructores te informarán sobre cómo puedes convertirte en un auténtico Schumacher del estudio. 

 

Deja una respuesta