¿Sientes que tus notas no bastan porque tienes mucha presión, pero no puedes hacer más porque ya lo das todo?

Descubre como liberarte de tu rabia y frustración y conseguir las notas que quieres. Sé el John Forbes Nash de tu clase

Si has visto la película “Una mente maravillosa” sabrás de quien te estoy hablando. John Nash, el protagonista, es un prodigio de la matemática que es capaz de resolver problemas que en un principio no tienen solución. No te digo que vayas a adquirir esta capacidad (ojalá) pero sí que podrás convertirte en “el puto amo o la puta ama”.

A veces puedes sentir que lo das todo pero que no llegas a tus objetivos. Puede ser que tus padres te exijan mucho porque creen que eres un crack, pero tú no consigues satisfacerles porque simplemente las horas del día no te dan como para sacar las notas que ellos te piden. Esto te puede crear dos sentimientos, rabia y frustración. Rabia porque no se dan cuenta de lo que te esfuerzas o aun dándose cuenta te piden más. Pero claro, con todo lo que hacen por ti, tú te sientes obligado a sacar las notas que te exigen.

Por otra parte, está la frustración, querer más y no poder. Te pasas horas estudiando y no logras las notas que quieres y además tienes la presión de tus padres.

Piensa un poco, si tú ya lo das todo y aun así no logras tus objetivos, hay que buscar nuevas soluciones porque significa que no te organizas bien o que el método que usas ya no te basta.

Para esta primera opción te dejo un link donde podrás ver que es un master plan y como organizarte de una manera eficaz.

Como segunda opción, debemos sustituir el método de la repetición, ya que limita muchísimo. La capacidad que tenías en bachiller o que puedes tener en la universidad es la misma. Puede ser que hayas aprendido a organizarte mejor o que metas más horas de estudio; pero seguro que no repites mejor o en menos tiempo que antes. Es un método que no tiene margen de mejora.

Las técnicas de estudio te ayudarán a mejorar tu rendimiento en la universidad. Tus horas de estudio y las informaciones adquiridas irán en proporción. No tendrás que estar malgastando tanto tiempo repitiendo la misma cosa tropecientas mil veces. Además, no será tan aburrido, ya que una parte mala de la repetición es esta, que aburre hasta a una ostra de lo cansino que es el método.

Ya no te dirás frases como:

  • No sé qué más hacer.
  • No tengo tiempo para estudiar tanto.
  • Y ahora que les digo a mis padres.

Podrás satisfacer tus objetivos y tener contentos a tus padres sin ningún problema. Ya que con las técnicas puedes seguir mejorando hasta donde tú quieras. Olvídate de estar repitiendo las informaciones y ahorra mucho tiempo para disfrutar de otras cosas o estudiar otros temas.

Te garantizo que darás un salto cualitativo en tu vida y un salto cuantitativo en tus notas.

Si quieres más información acerca de estas técnicas puedes reservar cita en el link de abajo, donde te explicarán cómo funciona la memoria y porqué las técnicas de estudio funcionan tan bien en comparación con el método de la repetición.

www.cursogenius.es

Deja una respuesta