Cómo repasar antes de un examen rápidamente para recordar todo lo que estudias es una habilidad indispensable para ahorrar tiempo y asegurarte de no tirar todo el esfuerzo que has hecho para aprender y memorizar el programa para tu próximo examen universitario.

En este post hablaremos de:

  • Cómo repasar mientras estudias para tu próximo examen universitario
  • Cómo repasar el día antes de un examen
  • Que hacer la mañana antes de un examen

Mañana tengo un examen y no se nada: como repasar antes de un examen

Te has pasado los últimos meses evitando los libros, es el examen de la asignatura más difícil, con el profesor más duro de todos y sigues sin sentirte preparado. Cuando además te pones a repasar el libro y no te acuerdas de nada, ¡empieza el pánico! 

Es el momento de darle la vuelta a la tortilla porque hay una forma mucho más fácil, segura y efectiva de estudiar sin tener que estar hasta el último segundo antes del examen con los libros.

Si te parece algo inverosímil es normal, hasta ahora en la universidad y el instituto tus profesores te han dicho qué estudiar pero no cómo hacerlo. 

Te has tragado el cuento de que para estudiar hay que leer, repetir, releer, repetir, subrayas, hacer esquemas y así sucesivamente. 

Pero la verdad es que ESTE es un método PREHISTÓRICO.

Si hubieras estudiado para ese examen usando un método no prehistórico como el que te enseñan en la escuela, ¡tu vida sería una historia completamente diferente ahora!

Para que veas que no me lo estoy inventando, te quiero enseñar los resultados de algunos de nuestros estudiantes:

Y estos son solo tres de los miles de testimonios que recibimos cada año, todos ellos certificados por El Salvagente, asociación de protección al consumidor. Puedes ver leer más resultados extraordinarios en nuestra página de Facebook, incluso de estudiantes que están haciendo la misma carrera que tú: https://www.facebook.com/groups/161740261184359/?ref=bookmarks

No está mal, ¿verdad?

Pero no se trata solo de cómo sacar mejores notas, sino que una de las ventajas que más destacan nuestros alumnos es tener más tiempo libre para hacer lo que te da la gana sin sentir pánico por cómo irá el examen. 

Si quieres cambiar las cosas no puedes seguir haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora, tienes que cambiar el método:

Deja de leer y repetir y comienza a organizar tu estudio de manera inteligente. Comienza a preguntarte si la forma en que estudias es realmente la única posible o si no hay algo mejor que puedas hacer para estudiar.

Una vez dicho esto, dado que tu problema principal es cómo repasar todo lo que ha estudiado (o deberías haber estudiado), te daré algunas sugerencias. Eso sí, si no has estudiado, no es que con esto podrás cambiar el destino. 

En cualquier caso te aconsejo que después de este examen, vaya como vaya, ¡aprende a aprender un Método de estudio que funcione!

Estos son los consejos de primeros auxilios para repasar rápidamente si tiene un examen a las puertas: 

Cómo repasar para exámenes importantes

Los exámenes importantes siempre crean mucha tensión, sabes que tienes mucho material para recordar, por eso hay dos formas diferentes de repasar.

Ciclos de estudio: cómo repasar para no olvidar

Es esencial incluir esta estrategia en tu rutina de estudio para cualquier examen y seguir aplicándola en los siguientes porque no volverás a vivir estrés cuando estudies, porque si los haces bien puedes recuperar hasta el 70% de la información que has estudiado. 

¿Con qué frecuencia es necesario repasar para sentirse seguro antes de un examen?

Después de una hora de estudio tienes que parar un momento y repasar lo que has estudiado durante esa hora, luego, al final de cada día repasa lo que estudiaste durante el día. 

Al final de cada semana, repasa lo que estudiaste en la semana. y finalmente, al final de cada mes repasa lo que has estudiado en un mes.

Si además tienes un método de estudio personalizado enfocado en tus necesidades para no volverte loco repasando porque con las estrategias correctas no solo es factible, sino incluso fácil.

Sí, pero MAÑANA tengo un examen

Si estás leyendo esta post para amortiguar un problema sobre cómo aprobar un examen sin haber estudiado o casi… espero que sepas que esta no será la solución definitiva.

pero vamos a ver los consejos de primeros auxilios que hemos preparado: 

Cómo repasar  antes del examen

Supongamos que solo le queda un día para repasar. 

Empieza haciendo el cálculo de cuántas horas podrás estudiar de manera realista, teniendo en cuenta los descansos saludables (es decir, aquellos para caminar, no para ver Netflix, por supuesto).

Divide el tiempo que tienes disponible en ciclos de una hora y divide el material que tienes que estudiar por las horas disponibles.

Pon el temporizador y comienza a estudiar: la primera hora repasa la primera parte de lo que quieres estudiar, y al final del repaso haz una revisión de la revisión.

Durante la segunda hora repasa la segunda parte de la información y al final de esa hora, haz un repaso del repaso de esta segunda parte que has estudiado. Y así hasta la noche.

Después de la cena, vuelve a hacer un repaso más, sin repetir todo sino solo revisando los temas más importantes que ha tratado cada hora.

Qué hacer en la mañana antes de un examen

Desayuna bien, vístete y prepárate a tiempo para no llegar tarde. 

Además de eso, uno de los errores más comunes es en los minutos previos al examen es repasar lo que NO te sabes. Nadie sabe el 100% de las cosas, sin embargo, si prestas más atención a las 50 páginas que no has estudiado, entrarás en pánico. Tu estado emocional influye en tus resultados, así que en los 30 minutos antes de empezar no repases nada, no serán esos 30 minutos (frenéticos) los que marcarán la diferencia en tu nota. Si tienes que repasar algo, ¡repasa algo que ya sepas!

Descarga la tensión. Los días antes del examen son siempre intensos y estresantes. 

Hacer deporte ayuda a reducir los niveles de estrés, descargar el cuerpo recarga la mente. Por la misma razón, antes de empezar el examen si te sientes particularmente nervioso puedes hacer lo siguiente: tensa todos los músculos del cuerpo durante 10 segundos y luego relájalos rápidamente, repítelo durante 4 o 5 veces, de esta forma empezarás sintiéndote más relajado 

Piensa de forma productiva. No te pases el día antes del examen con ese amigo que no ha estudiado nada y va para “ver qué tal” mientras dice que será difícil, imposible, aburrido, agotador… Este tipo de conversaciones no te ayudará a tener ganas de estudiar. Tampoco te pases los días anteriores llorando y quejándote por la que te está a punto de caer porque nuestro cerebro no distingue aquello que realmente ha vivido, de lo que ha imaginado, así que si te vas a visualizar haciendo el examen, ¡hazlo pensando en positivo!