Preparar un examen en un solo día puede parecerte un sueño, y aunque no es la decisión más inteligente, existe realmente la posibilidad de preparar un examen universitario en una semana o incluso menos. Muchos de nuestros estudiantes consiguen preparar exámenes en tan solo 3 días y algunos lo han hecho en solo un día. 

No es magia, es estrategia. 

¿Es posible preparar un examen en solo un día?

Cansancio infinito, noches de insomnio, la cabeza llena de desorden. No recuerdas nada de lo que has leído y cuando llega el día antes del examen es como si tuvieras que preparar todo desde cero. 

En esos momentos piensas que sería increíble si consiguieras prepararte en un solo día, no te pasa solo a ti, imagínate que esta es una de los temas que los estudiantes más buscan en Google. 

También depende del tipo de examen que estamos preparando. Si estás pensando en preparar un examen como anatomía o derecho penal en un solo día, la respuesta es no. 

Enseño a las personas a estudiar en la mitad de tiempo o en un décimo del tiempo, pero no hago milagros. 

En cambio, para exámenes más cortos todo es posible, muchos de nuestros alumnos han sido capaces de conseguir resultados así. 

Pero antes de continuar tengo que decirte que aunque sea posible preparar un examen en un día, no significa que sea lo más indicado. Cuando enseño a mis alumnos cómo estudiar en la mitad del tiempo, les explico que no tienen que usar el método como una excusa para estudiar todo al último minuto. Lo mejor sería empezar a estudiar en función del tiempo dedicando pocas horas al día para las asignaturas. 

Qué tienes que hacer para preparar un examen en menos de una semana.

La primera respuesta que te daré es esta: inscríbete en Curso Genius!

Pero el curso dura tres días y probablemente si estás leyendo este artículo no tienes tres días porque tienes el examen mañana o pasado. 

 Por eso quiero darte algunos consejos que podrás empezar a aplicar ahora mismo.

Antes de darte la solución al problema tienes que entender cuáles son los obstáculos que te están impidiendo preparar un examen en solo un día:

  1. Tiempo: Necesitarías ser más rápido leyendo y estudiando
  2. Demasiada información 
  3. Estrés: esto hace que baje tu nivel de concentración y tengas un menor rendimiento en el estudio. 

El Kit de Primeros Auxilios para preparar un examen en menos de una semana. 

Si aplicas estas instrucciones conseguirás preparar un examen en poquísimo tiempo, pero además te servirán para aprobar los exámenes optimizando el poco tiempo que tienes. 

El material del examen

El primer paso para estudiar para un examen es entender que no todos los temas tienen la misma importancia, siempre hay temas que son mucho más importantes que otros. 

No empieces a leer y subrayar de la A a la Z, intenta seleccionar todo aquello que podría ser más importante saber para aprobar el examen y estúdialo antes que todo el resto de información. Los temas o puntos menos importantes podrás estudiarlos después. 

Cómo descubrir cuáles son los temas más importantes del examen

Estudiar para un examen puede ser complicado: tantos libros, materiales y apuntes ponen nervioso a cualquiera, por eso necesitas ordenar la información y tener un método para procesarla. 

Lo primero que tienes que hacer es concentrarte en todo lo que has visto en clase, si el profesor se ha parado para hacer más hincapié en unos puntos más que en otros, es muy probable que son los que considera más importantes y los que son más posibles que caigan en el examen. 

Busca en exámenes anteriores, viejos alumnos o grupos de Facebook cuáles son las preguntas que más suelen repetir. 

Si el profesor busca o se apasiona sobre un cierto tema es bastante fácil que entre alguna pregunta sobre ese tema. 

Cómo optimizar el tiempo que tardas en leer y comprender un texto cuando tienes poco tiempo

Imagina si siempre pudieras estudiar un examen en un par de días, no porque tienes el agua al cuello con los finales, sino porque sabes cómo estudiar más rápido… Dado que todavía no conoces en qué consiste el método que enseñamos en Curso Genius tendrás que conformarte con algunas soluciones provisionales. 

Como tienes poco tiempo tienes que leer con mucha atención los temas principales que has identificado en el apartado anterior y resaltar las palabras claves que te permitirán entender todo el contexto.

Pasa las palabras escribiéndolas en un folio, pero atención, porque esta parte es importante. NO las copies sin pensar, pasivamente, reordena la información razonando mientras las escribes así no perderás el tiempo haciendo copia y pega y no recordarás ni entenderás nada.

Tampoco vuelvas a apuntar cosas que ya sabes solo “por si acaso” 

Cómo memorizar en poco tiempo 

Ahora solo te queda memorizar todo lo que has apuntado, verás que gracias a haberlo razonado una gran parte ya la tendrás interiorizada. 

Olvídate de leer y repetir, perderás demasiado tiempo. Entonces, ¿cómo hago?

Mejor te lo explico con un ejemplo. 

¿Qué es lo que nuestro cerebro recuerda mejor? Las historias: tu propia historia, una película… 

Si tienes que acordarte que tomate en inglés se dice tomatoe puedes buscar una o más imágenes que te recuerden a esa palabra, por ejemplo: tom (de Tom y Jerry) y mate (matemática). Ahora que tienes las dos imágenes solo tienes que imaginarte una historia: en la lata de tomate te encuentras a Tom que está haciendo deberes de matemática. 

Puedes usar este truco para cualquier palabra independientemente de su dificultad e incluso se podría llegar a memorizar con la misma técnica números y fechas, claro que tardaría demasiado en explicártelo por escrito en un momento. 

La importancia de las pausas, también si estás estudiando para un examen en 3 días.

La concentración es fundamental, por eso aunque estés preparando un examen en tres días es importante que dejes respirar a tu cerebro. 

Las pausas que haces durante el estudio en el momento y durante el tiempo correcto mejoran tu rendimiento, en general aconsejo hacer 15 minutos de pausa después de una hora y cuarto de estudio. Esto varía de una persona a otra, porque no todos somos iguales, por eso construimos un método personalizado. Aunque para empezar puedes adaptarte a esta base. 

Ese cuarto de hora invertido en descansar marcará una enorme diferencia en tu estudio.

Cuidado con no convertir esos 15 minutos en una hora o más porque después te sentirás mucho más cansado para volver a coger el ritmo. 

¿Quieres aprobar los exámenes? Fuera las distracciones

Despégate del móvil.

Estos son los consejos que puedo darte para salir de la emergencia del momento, pero si de verdad quieres aprender a concentrarte te aconsejo venir a vernos y seguir el Curso. 

Con el Curso podrás:

  1. Preparar un examen en un día: conseguirás llevar a casa las notas que quieres con la satisfacción de haber conseguido un resultado así en un tiempo mínimo.
  2. Leer en la mitad de tiempo: verás los libros como si fueran más pequeños porque podrás leerlos mucho más rápido. 
  3. Estudiar en la mitad de tiempo: no tendrás que encontrarte otra vez con muchísimo que estudiar y muy poco tiempo para hacerlo.
  4. Recordar todo para siempre: llegarás al examen muy preparado y sacarás mejores notas. 

¿A qué esperas?

Es el momento de dejar de pasar noches de insomnio desesperado por vivir un fracaso tras otro. Si no haces nada el problema no se resolverá solo y tendrás que seguir avergonzándote en frente de tus padres por “no haber aprobado los exámenes”.

Podrías conformarte con la poca información que encuentras en internet, como este artículo, donde aprenderás cosas que pueden servirte para un momento concreto pero que no son suficientes para incrementar tus resultados. 

Sino puedes hacer click en este link y descubrir cómo participar en una clase gratuita y sin compromiso de Curso Genius que te permitirá cambiar radicalmente tu forma de estudiar, ayudándote a preparar un examen incluso en un día.