El miedo a los exámenes universitarios puede ser un enemigo muy difícil de afrontar, sobretodo cuando se transforma en absoluto pánico haciendo que no te presentes al examen aunque estuvieras preparado. ¿De dónde nace el miedo a los exámenes? ¿Por qué solo algunos lo viven? En este post veremos cuál es la verdadera razón que crea el miedo por los exámenes y cómo superarlo. 

La diferencia entre miedo a los exámenes universitario y los típicos nervios

El miedo a los exámenes tiene diferentes formas. Algunos empiezan con un simple temblor algunos días antes del examen, para otros comienza semanas antes. Algunos tienen una ligera sudoración en las manos, otros tienen que correr al baños varias veces en la mañana del examen. 

Ya sea que se trate de una leve molestia o una incomodidad real que pueda comprometer tus resultados, el miedo a los exámenes universitarios es uno de los problemas más difundidos y frecuentes.

La diferencia entre el pánico por el examen y estar preocupado es muy sutil. Los síntomas son los mismos: latidos acelerados, mariposas en el estómago, dificultad para dormir, comer en exceso o, por el contrario, el estómago se cierra y ni siquiera pasa un alfiler.

Pero cuando la tensión normal frente a un examen se vuelve tan intensa que hace que te quedes en blanco o incluso te impide presentarte al examen, podemos hablar de verdadero pánico por el examen

Las principales causas del miedo a los exámenes universitarios

Hay varias causas que causan que se active el miedo los exámenes. 

Una de las causas principales del miedo a los exámenes es la falta de organización.

Puedes ser una persona muy responsable, pero si no tiene un alto nivel de organización, a medida que se acerca el examen te das cuenta de que el programa que tenías en mente no es factible, que no puedes respetar los tiempos que tenías en mente y esto activa el miedo. 

La segunda causa está relacionada con tu forma de estudiar.

Hay estudiantes son buscadores de detalles donde cada detalle es importante, de manera muy específica, lo que te hace perder el hilo conductor entre la información que estás estudiando.

Si eres uno de esos estudiantes que subraya todo, que piensa que todo es igual de importante, intentas memorizar todo con la esperanza de poder meter todo dentro de tu cerebro.

Esta forma de estudiar…

  • Hace que estudiar sea muy difícil
  • Te consume demasiado tiempo
  • No te deja entender nada
  • Pero, sobre todo, no sientes que tienes el control sobre lo que ya has estudiado: esta sensación de falta de control activa los circuitos cerebrales del miedo.

La tercera causa está relacionada con otro error típico de los estudiantes que no tienen un método de estudio universitario: una baja elaboración.

Es el error de quienes estudian sin comprender en profundidad toda la información y sin crear una asociaciones entre la información que estudian. Intentan aprender todo de memoria pero tampoco consigues tener la certeza de sabértelo todo perfectamente. Esta sensación, parecida a caminar sobre huevos es una alarma para tu cerebro y hace que sientas miedo.

El cuarto y último factor entre los más comunes es la falta de confianza en la propia personalidad o inteligencia.

Cuando tienes poca confianza en tu capacidad de aprender, estudiar, demostrar tu preparación, de ser capaz, te encuentras en una situación de inseguridad que desencadena el miedo a enfrentar el examen.

Cómo superar el miedo a los exámenes universitarios

Ahora que has entendido que el miedo a los exámenes se debe a una serie precisa de causas que lo provocan, todos relacionados con el hecho de que no tienes un método de estudio universitario real, adivinarás que también hay herramientas para resolver estas causas.

Si tienes miedo de ir hacer los exámenes es inútil “esperar que pase”. Lo que tienes que hacer es aprender a estudiar, crear un método que te permita sentirte más seguro.

Como hemos visto, si tienes miedo de hacer un examen, es porque tienes miedo de que salga mal, de bloquearte, de no poder recordar lo que has estudiado o no haber estudiado lo suficiente.

Lo que tienes que hacer es trabajar en tu preparación para sentirte más seguro de que puedes hacerlo bien, sin olvidar nada, recordando toda la información sin esfuerzo.

De todo esto y mucho más nos ocupamos durante el Curso Genius, donde un preparador personal, experto certificado en aprendizaje avanzado, te guía paso a paso hasta el punto en que con total autonomía puedes enfrentarte con cualquier examen con total serenidad.

Todo ello a partir de una primera prueba de evaluación de tus “ESTILOS COGNITIVOS”, es decir, a partir de tu forma específica de aprendizaje.

Sé que puede parecer casi imposible creer que incluso los problemas de pánico y miedo a los exámenes más graves pueden resolverse tan fácilmente, pero es una cuestión científica. Y la belleza de la ciencia es que es predecible: 2 + 2 es siempre 4. No hay riesgo de que salga un resultado diferente.

Cuando aprendes herramientas para gestionar el miedo a los exámenes universitarios, sucede lo mismo: no existe la posibilidad de que no lo resuelvas.

Eso sí, las clásicas mariposas en el estómago pueden aparecer de vez en cuando, pero no es nada que no puedas controlar con la facilidad con que un niño come un caramelo.

Para poder superar el miedo a los exámenes universitarios, debes:

  • Tener muy claro cuáles son las causas reales que lo producen.
  • Comprender cuáles son las características que más alimentan esta condición.
  • Tener un plan de acción concreto con el cual prepararte de antemano.

Todos estos elementos, a través de nuestro cuestionario exclusivo sobre habilidades de aprendizaje, se pueden evaluar en función de tu caso personal y nos permitirán desarrollar planes de intervención precisos e individualizados para cada uno de nuestros estudiantes.

Si quieres recibir este cuestionario y comprender cuáles son los puntos a mejorar, puedes pedir una cita gratis en una de nuestras oficinas.