Métodos de estudio, ¿cuántos existen?, ¿son eficaces?, ¿cómo sabes si has elegido el mejor? 

Si leer, subrayar, hacer esquemas, resumir, repetir como un loro, son técnicas que forman parte de tu estrategia de estudio

Estudiar con un método NO significa leer, subrayar y repetir

  • ¿Subrayas prácticamente todo o casi todo lo que lees?
  • ¿Alguna vez has subrayado sin entender?
  • ¿No te acuerdas de lo que subrayas?
  • ¿Cuando escuchas al profesor te pierdes en sus explicaciones?
  • ¿Sabes distinguir la información principal de la secundaria?

No te preocupes, todos hemos pasado por esto alguna vez, sobretodo porque no es tu culpa. Lo que pasa es que has aprendido a estudiar por lo que te decían en el cole y el problema es que todos te enseñan qué estudiar, pero nadie te enseña cómo estudiarlo todo. 

¿Método para estudiar eficazmente? Abrir el libro y leer varias veces NO está incluido

En el instituto has deducido que para estudiar es necesario:

  1. Leer 
  2. Subrayar todo lo importante… ¿pero cuáles son las cosas importantes?
  3. Cerrar el libro y repetir todo lo que te acuerdas, o sea, con suerte los títulos.

Muchos han conseguido estudiar así, pero no todos han conseguido llegar hasta el final. 

Esta es solo una de las consecuencias de no tener métodos de estudio adaptados a tus necesidades y tus estudios. Aunque llegaras a graduarte, piensa en todo el estrés y la ansiedad que tienes que vivir para llegar hasta ahí y en la sensación de frustración por no sentirte capaz de conseguirlo.

Cuando estudias dedicas tiempo y esfuerzo para meter esa información en tu cabeza, pero si intentas recordar cada detalle del libro sin tener una estrategia ganadora que te permita alcanzar tus objetivos, nuca verás compensado el esfuerzo que dedicas a los resultados que tienes. Es normal que después se te quiten las ganas de estudiar.

Sin un método de estudio que funcione PARA TI, empezarás a pensar que algunas asignaturas no son para ti. De aquí nace el rechazo y el odio hacia el estudio.

Cuanto más “tenemos” que hacer algo, menos ganas tenemos de hacerlo, da igual de qué actividad se trate, lo podemos aplicar incluso a ir al cine. Si te obligaran a ir al cine todos los días, también en esos días que no tienes ganas de hacerlo, después de unas cuantas sesiones empezarías a odiarlo. Lo mismo pasa con el estudio, leer y repetir es demasiado aburrido y hacerlo una y otra vez te lleva a odiar hacerlo. 

Entonces, ¿cuál es el mejor método para estudiar?

Imagina que tienes un problema de vista, un día notas que ya no lees demasiado bien, ves las letras borrosas y no puedes enfocar los objetos ¿Qué es lo primero que harías en esta situación?

¿Vas a la farmacia y te compras un par de gafas con una graduación al azar?

¿O vas a un oftalmólogo para hacer un examen de tu vista para entender cuál es el problema?

Con el estudio es exactamente el mismo: no existe el mejor método para estudiar. Primero tienes que entender cómo funciona tu cerebro y, solo después de eso, puedes encontrar la mejor “cura” para tus problemas de aprendizaje.

Si tienes un problema de vista, necesitarás un instrumento llamado “gafas”. Pero la gradación de estas gafas se determina en función de tus características personales.

Del mismo modo, si tienes problemas para estudiar o simplemente estás buscando un método para estudiar mejor, más rápido y con menos esfuerzo, necesitas un instrumento llamado “método de estudio”, y para que este método funcione tiene que estar basado en tus características personales.

“Sí, pero yo estoy buscando un método rápido para estudiar. He oído hablar de técnicas de memoria, métodos para estudiar más rápido y cosas así para aprender más rápido. No sabía que el método tiene que ser personalizado … “.

En Curso Genius solucionamos los problemas con el estudio y el aprendizaje de forma totalmente diferente de lo que has visto hasta ahora.

Hemos desarrollado un sistema de evaluación de las modalidades de aprendizaje de cada persona que nos permite crear el método más eficaz para estudiar bien y aprender rápidamente según las exigencias de cada persona.

En conclusión

  • Hay tantos métodos para estudiar bien como personas que necesitan estudiar bien. Cada persona utiliza un método diferente.
  • En la base de cualquier método para estudiar bien, hay un conjunto de componentes, al igual que en un par de gafas siempre hay dos cristales, dos patillas, una pieza nasal y un marco. Pero la forma en que se ensambla y, sobre todo, las características de los cristales se montan en función de su situación personal.

Para hacer esto es necesario

  1. Tener un perfil, es decir, un análisis preciso de tus características específicas de aprendizaje.
  2. Tener estrategias que sean realmente efectivas.
  3. Coger estas estrategias y ajustarlas exactamente a tus características.

(si quieres saber más información, hablamos con más detalle sobre estas 3 fases en el primer episodio de nuestro podcast, Qué es Curso Genius)

Ahora puedes empezar este viaje comenzando a profundizar todo el contenido gratuito que publicamos en nuestra web, en el blog, en los podcast o suscribiéndose a nuestro BOT exclusivo con asesoramiento personalizado.

Encuentra todo en la página: consejos para los estudiantes. 

Si ya has visto la importancia de todo esto y quieres ayuda rápida, puede aprovechar el súper regalo que hemos diseñado para ti: una consulta gratuita para descubrir cuáles son tus características de aprendizaje a través de nuestro Test de Habilidades del Aprendizaje sin ningún compromiso, con la ventaja de recibir un análisis de cómo tu cerebro aprende para que puedas crear el mejor método para ti. 

¿Cómo solicitarlo? ¡Muy fácil! Basta con que te registres aquí.

PD: Si aún tiene dudas sobre la efectividad de nuestro método de estudio personalizado según sus necesidades, aquí encontrarás una página completa de resultados de nuestros alumnos.