¿ERES CAPAZ DE LEER AL MENOS 3 LIBROS A LA SEMANA?

Si la respuesta es NO tienes que leer esto.

¿Cuántos libros has leído este año? ¿50? ¿10? ¿¡Ninguno!? 

Más de la mitad de Españoles no han leído ningún libro en los últimos 12 meses, y no solo eso, menos de uno sobre cinco lee al menos un libro al mes.

Dado que existen correlaciones entre el número de lectores frecuentes de un país y su nivel económico, cultural y social no estaría de más hacernos algunas preguntas al respecto. 

Todos sabemos que las distracciones pueden ser una de las causas de esta decadencia generalizada de la lectura. Llegamos a casa y estamos cansados, nos distraemos con la TV y con el móvil, siempre hay notificaciones y correos que leer y atender. 

Además las imágenes han ganado terreno a los textos haciendo más verdadera que nunca la frase de «una imagen vale más que mil palabras», y es que aunque no fuera así nadie se molestaría en leer tantas palabras.

Lo entiendo, es más cómodo, tu cerebro no tiene que esforzarse en descodificar la información porque en una foto está todo al alcance del ojo, en un solo golpe de vista.

Aunque esta es la realidad más inmediata de la mayoría de estudiantes, todos sabemos que si queremos aumentar nuestra cultura, aprender, mejorar o descubrir algo, no son las fotos las que nos dan las respuestas.

Si alguien te dijera que si leyeras tres libros a la semana durante dos meses conseguirías realizar al menos uno de tus sueños, ¿empezarías a leer mas?

Creo que puedo leer en tu mente la respuesta.

El «sí» a esa pregunta demuestra que tienes hambre de conseguir algo en tu vida, que sabes que has venido a este mundo con un objetivo y que estás dispuesto a cumplirlo.

Muchas veces buscamos el secreto que nos revolucione la vida, esa píldora mágica que nos transforme y nos haga obtener lo que siempre hemos deseado. Buscamos técnicas y métodos cuando en realidad la clave para alcanzar tus resultados y para el éxito es mucho más sencilla:

“La gente que tiene éxito está acostumbrada a hacer cosas que otras personas no están dispuestas a hacer”

Si buscas la biografía, entrevistas o cualquier información sobre las personas que admiras descubrirás que han hecho cosas que los diferencian de la mayoría, que se han esforzado y han luchado por su sueño, y por su puesto leer está entre esas cosas.  

De acuerdo con el New York Times, Steve Jobs estaba obsesionado con los poetas ingleses, Phil Knight, creador de Nike, tenía una biblioteca en la que los invitados tenían que entrar descalzos para no estropear nada. David Rubenstein fundador de The Carlyle Group de 154 billones de dólares, es conocido por leer una docena de libros a la semana. Sin olvidar al mítico Winston Churchil, el carismático primer ministro de Inglaterra que durante la II Guerra Mundial granó el premio Nobel de Literatura. 

Podrías pensar: «Si, pero ellos eran visionarios», «si, pero han tenido suerte», «si, pero era otra época»

El «Si, pero…» es el peor enemigo de los sueños.

Si te gustaría ser como alguno de ellos o como cualquier otra persona que admiras tienes que hacer exactamente lo que él o ella ha hecho, copiar sus hábitos, imprimir sus pensamientos en tu mente, ser esa persona por un tiempo, hasta que se haya convertido en algo automático para ti. Sin «si, pero». Exactamente igual.

Si te gustaría ganar 154 billones como David Rubenstein y él asegura que para conseguirlo ha leído 12 libros a la semana, significa que tú también deberías hacer lo mismo. Seguramente conocía técnicas de lectura rápida. 

“Tengo otras cosas que hacer” o «no tengo tiempo” son algunas de las excusas más comunes que solemos repetirnos.

Pero si quieres ser como David Rubenstein o como Steve Jobs es hora de dejar las excusas de lado.

Y por si no lo sabías…

Leer te hace más inteligente. Y ya sabes «smart is the new sexy». Leer aumenta tu vocabulario, potencia y refuerza tu habilidad de razonamiento e incrementa tu cultura personal. Además es uno de los instrumentos claves para preparar exámenes (y aprobarlos).

Leer te hace ser más creativo. Los libros estimulan la imaginación, te trasladan a otros lugares, a nuevos escenarios, es como viajar pero sin moverte del sofá de tu casa.

Leer te hace más atractivo. Si lo de ser inteligente o creativo no te interesa seguramente te gustaría ser un experto en seducción. ¿Alguna vez te ha gustado alguien pero no sabías que decirle ni cómo expresarte? Los libros tienen las palabras que necesitas. 

Leer ayuda a disminuir el estrés. ¿Estás estresado? El neuropsicólogo David Lewis ha demostrado que leer, aunque solo sean 6 minutos al día, reduce un 68% el estrés. 

Leer es una excelente inversión. Según el billonario Warren Buffet, la mejor inversión es la que hacemos en nosotros mismos. En los últimos 80 años, Buffet se ha empeñado para irse a dormir cada día siendo un poco más inteligente de lo que era en la mañana, su frase era: “Lee cualquier cosa que caiga en tus manos, se una esponja, nunca pares de aprender”

¿Ya estás hechando un ojo a tu estantería? 

Estas son algunas estrategias para darte el primer empujón:

  • La dieta del móvil. Antes hemos hablado de distracciones, no se trata de que quemes la TV o tires el móvil sino de que escojas al menos un momento al día donde ese tiempo quede blindado para dedicarte a ti mismo. Deja el móvil, internet y las redes sociales y reserva unos valiosos minutos al día o a la semana para concentrarte en tus proyectos personales y leer. Notarás una enorme diferencia en la cantidad de ideas inspiradoras y motivantes que te vendrán a la mente. 
  • No dejes escapar una buena oportunidad. A lo largo del día seguro que tienes un montón de momentos muertos: el tiempo en el tren o el bus para ir a la universidad, cuando estás esperando en la cola del supermercado, atascado en el tráfico, etc. En esos momentos, lugar de mirar compulsivamente Instagram o de volver a actualizar el correo o el what’s app, no pierdas el tiempo, aprovecha para leer, escuchar podcast o audiolibros. 
  • Un e-book, una solución. Si eres uno de esos lectores apasionados del papel y del olor a nuevo de un libro seguro que todavía no te has pasado al formato digital, pero una vez lo pruebas te das cuenta que en una única pantalla puedes tenerlo todo y más sin tener que cargar con los libros en cada viaje o cada día en el bolso o la mochila, además puedes leer en cualquier lugar.

Si además te gustaría hacerlo más rápidamente sin distraerte y sin escuchar esa vocecita constante que va pronunciando dentro de tu cabeza cada palabra tienes que descubrir qué es la lectura rápida y cómo no solo te ayuda a aumentar tu velocidad para convertirte en un devorador de libros, sino que también podrás potenciar exponencialmente la comprensión de lo que has leído. 

Recuerda que la formación y el aprendizaje son la materia prima del emprendedor de éxito. Mucho más que el dinero o la idea Mike Cobián, socio general de The Valley Venture Capital. 

¿Te gusta la idea? 

¡Pruébalo tu mismo!

Deja una respuesta