CÓDIGO ÉTICO DE «CURSO GENIUS»

Aprender es siempre rebelión.
Cada trozo de nueva verdad descubierta es revolucionario,
Respecto a lo que se creía antes.

 Margaret Lee Runbeck

Alfred Adler fue un psiquiatra, psicoanalista y terapeuta austriaco, y (con Sigmund Freud y Carl Gustav Jung) uno de los fundadores de la psicología psicodinámica. A Adler le gustaba decir: ¿qué haces cuando aprendes a nadar? Cometes errores, y cuando has hecho todos los errores que son posibles sin llegar a ahogarte ( y algunos de vosotros incluso más y más veces) ¿qué descubres? Descubres que sabes nadar.

La vida es igual: se trata de no tener miedo de cometer errores, porque no existe otra manera para aprender que vivir…

Este “código ético” es el fruto de un par de años de reflexión sobre nuestro trabajo, sobre las razones que nos motivan e inspiran, y también (por volver a citar a Adler) sobre los errores que hemos cometido por superficialidad o exceso de entusiasmo.

Hemos creado un sistema de aprendizaje gracias al cual ayudamos a las personas a desarrollar su propio método de estudio, aquel más eficaz para conseguir sus propios objetivos y que se apoya en las características individuales de pensar y aprender. El método que hemos elaborado ha dado resultados inimaginables a decenas de miles de estudiantes en todo el mundo: funciona de manera extraordinaria, y no porque lo digamos nosotros, si no porque lo confirman los miles de testimonios certificados que espontáneamente los inscritos al curso han realizado y que hemos publicado online. 

No obstante, queremos ir más allá: queremos dar a conocer los valores que son la base de nuestro empeño. Por esto hemos creado “Genius Net”, una plataforma abierta, sobre la cual (gracias a vuestras sugerencias, que esperamos que lleguen de forma numerosa al correo comiteetico@cursogenius.es) queremos intentar “codificar” los principios que regulan cada día nuestra actividad emprendedora.

Terminada la fase de creación de este contenido de conocimientos, nos empeñaremos con energía para compartirlo con todos nuestros colaboradores, construyendo conciencia a todos los niveles, hasta que estos principios no estén completamente introducidos en la organización, utilizando también un control de indicadores útil para medir cualquier desviación entre aquello que declaramos y aquello que hacemos realmente. De esta eventual desviación, y de las iniciativas que asumiremos mano a mano para corregirlo, le daremos cuenta a cualquiera que esté interesado mediante la periódica publicación de un report sobre esta misma página web. 

Nuestros valores (sin orden de importancia)

Coraje y determinación.

Este concepto pasa necesariamente a través de la búsqueda y el reconocimiento del propio objetivo, tanto de la vida como de la profesión, y el sucesivo empeño y duro trabajo para superar obstáculos que se interponen entre la situación actual y la situación ideal. En Curso Genius, tenemos muy clara la diferencia entre el “decir” y el “hacer”, y lo complicado que es a veces encontrar la determinación para realizar en el mundo real los propios sueños. Este valor nos lleva directamente al segundo concepto…

Humildad en la preparación.

Es necesario ser humilde cuando uno se prepara, pensar que siempre hay algo por aprender y que nunca se ha llegado hasta el final realmente. Entrenarse, sudar, cansarse no son cosas negativas, de hecho: percibir que estás superando tus límites es una sensación fantástica. Esto puede incluir cualquier fallo: no es necesario desmoralizarse porque estamos convencidos de que cuanto más se suda en el entrenamiento, menos se arriesga sobre el ring.

Compartir. Tener relaciones satisfactorias es uno de los instintos primarios de un ser humano: somos «animales sociales´´. Si lo que buscamos de la vida es la felicidad o igualmente, emociones positivas, compartir las emociones con alguien es un buen modo de amplificar y consolidarlas. Nada de lo que hacemos, incluso de lo que más amamos, tendría el mismo sabor, el mismo gusto, la misma belleza si no hubiese alguien con quien compartirlo. Por esto nosotros creemos fuertemente en el valor del compartir.

Sinceridad y respetar los compromisos asumidos.

Esto significa ofrecer un servicio hasta que las personas que han pagado por aquel servicio obtengan el resultado esperado. Cuando vendemos un curso, recibimos dinero pero luego tenemos que ganárnoslo. A veces este entusiasmo nuestro ha sido malentendido, como si “quisiéramos obligar” a toda costa a terminar el curso, lo cierto es que sentimos una fuerte responsabilidad por cada euro que hemos recibido y queremos ayudar de forma sincera a nuestros alumnos a resolver sus problemas de aprendizaje. Nuestro objetivo no es vender cursos: es garantizar que las personas (satisfechos o reembolsados) consigan los objetivos que se habían propuesto en el momento de la inscripción. Esto incluye, que si nos equivocamos, tener la capacidad de pedir disculpas y de rectificar para hacerlo de la mejor manera posible.

Promover el crecimiento de las personas. 

Ver a los chicos que les vuelve a gustar el estudio y a los adultos que entienden cómo poder hacer muchas más cosas de las que creían posibles, nos hace entender que estamos dedicando nuestra vida en algo que tiene un valor enorme. La sensación de ser una pequeña pieza en la felicidad de las personas es una sensación extraordinaria que nos compensa cada esfuerzo.

Ser insaciablemente «curiosos´´. 

Conocer, saber, descubrir: en una palabra, aprender. Esta una de las actividades principales de los seres humanos. Si lo pensáis, la primera pregunta que se hace un ser humano cuando aprende a hablar es: ¿Por qué?. Por eso somos conscientes de que el camino de nuestro conocimiento no termina jamás, mientras estemos motivados en conocer, en aprender, estamos vivos.

Buscar la autonomía.

El éxito en el estudio, según nosotros, es un pilar fundamental para el éxito en nuestra vida. Al mejorar nuestra capacidad de aprendizaje, debemos sentirnos capaces de hacer algo que antes no éramos capaces de hacer: esta es también una forma de poder controlar otros aspectos y situaciones de nuestras vidas, ganando más autoestima. Cuando nuestros comportamientos y metas no los hemos elegido nosotros, sino que alguien nos lo impone, corremos el riesgo de convertirnos en peones, mientras que ser independientes significa vivir la vida que queremos con los objetivos que nosotros mismos nos proponemos.

Esto obviamente incluye (para aquellos que no quieren adherirse a nuestra propuesta) la posibilidad de no efectuar una compra sin sentirse forzados de ninguna manera, por la libertad de ser autónomo en las propias decisiones.

.

Conclusión

¿Eres un colaborador o un cursista? ¿Has tenido algún contacto con nuestra empresa?
¿Has leído un libro que habla de nuestro método? ¿Quieres contribuir a la construcción de nuestro código ético? ¡Rellena el siguiente formulario y MUCHAS GRACIAS por tu tiempo y por la atención que nos has brindado!

Después de contactar con “Genius”, ¿has notado personalmente o has llegado a conocer a través de alguien –  una violación, verdadera o incluso presunta, a este código de ética u otras reglas de sentido común?

Por favor, háganoslo saber completando el siguiente formulario o escribiendo un correo electrónico a info@cursogenius.es para ayudarnos.