Los 3 pasos necesarios para aprender un idioma para viajar y trabajar en el extranjero en 60 días

Sé que siempre has deseado hablar decentemente una lengua extranjera, ¡últimamente es un deseo común!

Estoy a punto de desvelarte 3 secretos para conseguirlo y superar cualquier dificultad con la que te puedas encontrar.

Lo sé, lo sé, tu cerebro te está diciendo “Otro artículo inútil sobre como aprender un nuevo idioma extranjero” o “aquí está la nueva formulita mágica para hacer…”.

Todos listos para ofrecer el consejo del año, pero al final no se puede aprender un idioma fácilmente, a muchos les cuesta poder hablar bien el español, imagínate el inglés.

Si consigues leer atentamente hasta al final, te prometo que te contaré una historia única a través de la cual tendrás siempre a tu disposición lo necesario para aprender un idioma extranjero, en cualquier circunstancia y a cualquier edad.

Hoy saber hablar un segundo o un tercer idioma extranjero más que un lujo o placer se ha convertido en una necesidad si quieres:

– Tener éxito, o también simplemente poder apañarte.

– No tirar a la basura el gastado en tu título de estudios

– No limitar tus posibilidades de ganar dinero

– Poder crecer mas rápido como profesional

– Abrirte nuevas oportunidades

– Viajar sin el miedo de que te pase algo porque no sabrías cómo salir de esa situación

– No limitar tus aspiraciones y tus sueños

– Ser independiente

¿Entonces? Entonces para realizar todo esto o evitar algunos de estos escenarios, la escuela ha decidido de introducir el inglés en sus programas didácticos, con el problema que a pesar de que tu hayas estudiado al menos 4 años de educación secundaria, no eres capaz de trabajar en ese idioma.

Cuando en el CV escribes “conocimiento de inglés a nivel escolar” el entrevistador ¡se pone a reír! Un entrevistador necesita una media de 4 segundos para decidir si leer más profundamente tu curriculum. ¡Acabas de perder tu oportunidad! 4 segundos han sido suficientes para cagarla.

¿Entonces? Entonces elige invertir tiempo y dinero en un libro, un curso o aún mejor un viaje para estudiar.

Un curso de 30 horas en grupo te cuesta en media 720 euros. www.stgeorgesinstitute.it. ¿Lo has probado alguna vez?

Vas a clase, aprendes algo, normalmente no haces los deberes porque ya tienes mucho que hacer y 30 horas de formación más tarde y con 700 euros menos en el bolsillo, ¿qué ha cambiado en tus capacidades? ¡Nada!

¿Has conocido alguna vez a alguien que sinceramente te haya dicho: “yo he aprendido perfectamente un idioma gracias a un curso donde iba dos veces a la semana”? ¡No me hagas reír!

Otras opciones?

Los cursos con EF de una semana, 30 horas subdivididas en 40 minutos de clase, varían según el lugar. Paris es la mas cara con 1030 euros a la semana, le siguen Mónaco y Boston a 980 y 940 euros. Una semana en Málaga 860 euros. www.ef-Italia.it

Al acabar de la experiencia, sobre todo si te has ido al extranjero durante una temporada, me imagino que te habrás divertido mucho, habrás conocido un montón de gente, una nueva cultura, en fin un montón de cosas, pero tu nivel de conocimiento del idioma…decir que deja mucho que desear, es un eufemismo.

Tengo que admitir que ir a otro país y pasar un tiempo es una experiencia muy bonita desde muchos puntos de vista y además puede ser muy útil para aprender el idioma en cuestión.

Desafortunadamente esta es la verdad: tu viaje o tu curso intensivo no son suficientes…

Lo sabes mejor que yo, todo el mundo lo sabe a decir verdad, aunque cueste admitirlo: no se aprende un idioma extranjero con un curso, ni con un libro o un par de semanas de viaje en un college.

Es TODO dinero y tiempo tirados a la basura.

Conoces perfectamente la frustración de ver una peli o un video en Youtube en aquel idioma que ya tendrías que conocer a la perfección pero no entiendes nada o aquella sensación que tienes cuando, después una algunos meses sin practicar, te cuesta hasta dar indicaciones a un turista por la calle.

A pesar de los esfuerzos, tu curriculum y tus capacidades siempre son las mismas y tus posibilidades de brillar en el mundo laboral cada vez más competitivo son menores…

Ahora…

Antes de acabar en un estado de desesperación total, creo que haya llegado el momento de explicarte cual es la alternativa.

Sigue atentamente lo que te voy a decir porque solo hay una manera de aprender a hablar un idioma: ¡hablarlo!

¡Hablar un idioma continuamente y por una temporada suficientemente larga con personas nativas es la ÚNICA manera de aprenderlo! ¡La ÚNICA!

Ya… pequeño problema: “si no conozco el idioma, ¿cómo lo hablo?»

¡Esta es una buena pregunta!

Hemos llegado a la cuestión finalmente:

Hace más o menos 4 años tome la elección de mudarme a España con Michele D’Antino y un grupo de 10 personas que querían ser instructores del curso Genius.

Nuestro objetivo era abrir nuevas sedes.

La razón por la que elegí empezar esta aventura y darle un vuelco a mi vida era crear nuevas oportunidades para las personas que habían elegido trabajar con nosotros. Éramos muchos en Italia (ahora aún más) y cada vez más personas querían trabajar con nosotros pero no quedaban muchas ciudades disponibles.

Entonces llenamos dos coches de maletas y cogimos un barco para ir a Barcelona.

Tienes que saber que ir a vivir a un país extranjero te obliga a enfrentarte con mucha burocracia, tradiciones y leyes que funcionan de manera diferente y para aplicarlas correctamente y no hacer tonterías, que te puedan salir caras cuando eres el responsable de un proyecto que involucra también a otras personas, tienes que poder entender muy bien.

Inútil decirte que ni mis compañeros ni yo, conocíamos ni una sola palabra de español…

Tome una decisión y elegí la fecha del primer curso Genius en español 46 días después el día que llegamos.

Quien me conoce sabe que me cortaría un brazo antes que cancelar un curso que ya he puesto en la agenda.

46 días es el tiempo que estaba dispuesto en concedernos para superar la barrera lingüística y ser capaces de levantarnos delante de un grupo de personas para explicarles los secretos del aprendizaje en su propio idioma.

Lógicamente si hablas de aprendizaje no lo puedes hacer hablando como Tarzan en la jungla.

Para conseguir el resultado hemos intentado utilizar todos los métodos convencionales.

Lo primero, un mes antes de salir envié a todos un manual de español con CD incluido.

Resultado: el día de la salida ninguno de nosotros había mejorado su capacidad de español ¡ni lo más mínimo!

Ya te lo he dicho, ¡deja los manuales de gramática!

Entonces nos hemos apuntado a una academia. Tres horas al día todos los días. Al final de la primera semana estaba ya muy claro que si hubiéramos seguido así hacer el curso en la fecha prefijada habría sido imposible.

Para llegar al nivel que necesitábamos habríamos tardado meses. Te recuerdo que no estoy hablando de saber hablar un poco, estoy hablando de ser docente de un curso de 1490 euros.

Aquí llegó el cambio.

Tenia que convencer a los profesores de esta escuela para ir mas rápido y enseñar a la velocidad de las técnicas de memoria en vez de a la de las personas normales.

Tomé una cita con la directora de la escuela y le expuse mi perplejidad, pero ella no quiere escuchar nada. Lleva años gestionando la escuela sabe como se aprenden los idiomas. Pero yo no tengo ninguna intención de dejarlo, en 40 días quiero hacer el curso y no voy a cambiar de idea.

Nuestra conversación vista desde fuera, podía parecer una escena de “Solo ante el peligro”…

La solución llegó cuando acerté la pregunta correcta: “¿Qué tendríamos que hacer para demostraros que somos capaces de aprender mas rápido que todos los demás?”

Ella me mira complacida y busca en uno de sus cajones un listado de más de 700 palabras.

“Este es el vocabulario necesario para superar un test de certificación de español, hoy es viernes, el lunes por la mañana os interrogamos y si lo sabéis todo podemos empezar a hablar”.

Me miraba como si nos hubiera dado una misión imposible. ¡Que ingenua!

Me parece superfluo decirte que el sábado y el domingo nos encerramos en casa y con las técnicas de memoria memorizamos a la perfección todo el listado de vocabulario.

El lunes intentaron ponernos en dificultad pero sin ningún éxito y desde aquel día la escuela se convirtió en nuestra escuela y elegíamos nosotros qué, cómo y cuándo tenían que enseñarnos.

46 días después de nuestra llegada hicimos nuestro primer curso en español, no éramos perfectos pero fue increíble. A día de hoy tenemos 11 oficinas operativas en toda España que hacen cursos cada mes. Pero la cuestión no es esta.

La cuestión es, ¿qué les pedimos para poder hablar español mas rápido?

¡Exactamente lo que tendrás que hacer tú!

Hemos llegado al quid de la cuestión: 3 pasos para permitirte hablar en 60 días un idioma extranjero a un nivel que nunca has tenido, dedicándole media hora al día.

Recordemos una premisa de la que ya hemos hablado: la ÚNICA manera de aprender un idioma es hablarlo con un nativo que te ayude y te corrija.

¿Entonces?

Entonces lo primero que tienes que hacer es aprender unas 1000 palabras de ese idioma.

¡Antes de cualquier otra cosa debes hacer esto!

Con las técnicas hasta el estudiante menos brillante del curso Genius no necesita más de 30 minutos al día durante 30 días para conseguir este resultado.

¡Memorización y repasos planeados!

Sin palabras no se puede hablar, lo siento es así y negar la evidencia no ayuda a nadie.

¡Entonces tenemos que darle caña, palabras y repasos planeados!

Lo segundo que tienes que hacer es crear otros conocimientos además de las palabras. Tienes que aprender como construir las frases en presente, en pasado y en futuro.

Tienes que conocer como poner en orden la información y los diferentes tiempos verbales.

Una vez aprendido esto, tienes que conocer las características fundamentales imprescindibles del idioma que quieres aprender. Por ejemplo en el ingles las reglas de pronunciación o los verbos irregulares, en francés los acentos, los géneros en alemán, etc.

Si en el primer mes inviertes media hora al día cada en la que aprendes las 1000 palabras, las reglas gramaticales y la construcción en el presente, pasado y futuro, al cabo del mes estarás listo para el paso número 3.

¡Hablar!

En estas condiciones, con un buen vocabulario y algunas bases estás listo para empezar a hablar.

¿Hablarás cómo un profesor de Oxford? ¡NO!

¿Hablarás muy bien? ¡Tampoco!

¡Hablarás como Tarzan!

¡Y está muy bien así!

A partir de este momento aprendes de verdad y puedes empezar a hablar con un nativo que te ayude a corregirte y que te garantice una mejora.

Estamos en el punto 3 y aún falta media hora de estudio al día en los siguientes 30 días para llegar a los 60.

Te aconsejo apuntarte a un “Conversation Club”. ¿Qué es?

Es un lugar en el que un profesor nativo y tú podéis conversar durante media hora al día.

Puedes encontrarlo en una academia de idiomas o más sencillo, por internet. Apúntate a una plataforma donde estés donde estés puedas conectarte con tu ordenador o con tu móvil con un profesor con el que hablar durante media hora. Hay muchísimas de pago y también gratuitas.

Dedica algunos minutos en Google para buscar las diferentes opciones dependiendo del idioma que quieras aprender, en el libro “Inglés en 21 días” te aconsejamos algunas.

Después de 30 días de conversación consecutivos sin pausas, tu nivel de conocimiento de ese idioma llegará a un nivel que nunca habías alcanzado antes.

¡Hablar, hablar y hablar!

¡Es la ÚNICA solución!

Si has leído el libro “Inglés en 21 días” ya sabrás que esta es la estrategia que proponemos. 21 días para aprender 1000 palabras y las reglas bases de gramática y después empezar a hablar, hablar y hablar.

Entiendo que a todo el mundo le gustaría tener una varita mágica o un cable como en Matrix que conectado a tu cerebro en el lugar correcto, te enseñe todo lo que quieras saber en pocos minutos.

Desafortunadamente la vida no funciona así, hace falta empeño y dedicación. Aunque con la estrategia equivocada tampoco el empeño y la dedicación te sirven para nada.

Creo que es fundamental para cualquier alumno del curso “Genius” usar las técnicas y la información del curso al 100% y obtener resultados que sin el curso no habrían obtenido nunca. Aprender un idioma tiene que ser uno de los primeros pasos.

Ahora puedes hacerlo de verdad.

O puedes seguir viendo solo contenidos en español y sentirte insuficiente y estúpido en frente de quien habla perfectamente otro idioma. Tranquilo, habrá siempre alguno listo para descartarte y elegir a otro en tu lugar.

Deja una respuesta