CÓMO ESTUDIAR 100 PÁGINAS (PERFECTAMENTE) EN UN DÍA SIN TENER QUE MEMORIZAR.

Se acerca el puente de diciembre, unos días libres sin clases que sirven para darnos un adelanto de lo que disfrutaremos durante las vacaciones de Navidad. 

Aunque disfrutar es un poco ambiguo como término, sobretodo cuando sabemos que los profesores sienten predilección por poner exámenes y trabajos justo después de los días libres. 

Por eso saber cómo hacer para sacarte de encima 100 páginas en un día, que equivale muchas veces al temario de un examen, puede convenirte mucho si quieres relajarte durante el puente. 

Si te parece imposible, es normal. Piensa qué hubiera pensado tu bisabuela si en su época, cuando todavía se lavaba toda la ropa a mano, le hubieras dicho que podría lavarla sin mayor esfuerzo que tan solo apretando el botón de una lavadora. 

Cuando todavía la lavadora no existía, las mujeres se dedicaban a repetir sin descanso una tarea que hoy cualquiera puede hacer simplemente apretando un botón. La revolución empezó en 1677, cuando John Hoskins creó el primer modelo de lavadora aunque cuando este invento vio la luz la gente todavía se mostraba muy escéptica respecto a su eficacia. 

¿Cuánto esfuerzo estás dispuesto a hacer inutilmente para estudiar 100 páginas?

Al igual que hoy pones la lavadora sin esfuerzo, con un método de estudio hecho a medida de tus características cognitivas conseguirías hacer en poquísimo tiempo y sin esfuerzo lo mismo que ahora te lleva horas de aburrimiento y estrés. 

De nuevo, la pregunta es “¿cuánto esfuerzo inútil estás dispuesto a seguir haciendo?

En este momento todavía somos muy pocos los que hablamos del hecho que estudiar leyendo, subrayando y repitiendo para recordar la información es una forma equivocada de hacerlo por el nivel de frustración, estrés y sensación de fracaso que conlleva. 

Somos pocos porque todavía la mayor parte de la gente están convencidos de que “si siempre se ha hecho así será porque funciona”, “no hay otra manera”. 

Al igual que cuando se creó la primera lavadora la gente continuaba pensaba que no había una manera mejor para lavar la ropa. 

Leer y repetir es como lavar a mano: lees, subrayas después de que en teoría has entendido el texto aunque todos sabemos que la mayor parte de las veces subrayamos porque creemos que así entenderemos mejor, haces resúmenes y los repites. Cuando te das cuenta que al llegar a la quinta hoja te has olvidado de la primera, sobretodo si hay muchos detalles o nombres complejos, vuelves a leer y vuelves a repetir, todo ello pensando que si tus compañeros lo hacen y sacan un 9 será porque funciona. Así un par de veces hasta que el aburrimiento puede contigo y decides que es el momento de hacer una pausa. 

Estudiando así es IMPOSIBLE estudiar 100 páginas en un día, sobretodo cuando por estudiar nos referimos a leer, comprender, organizar la información y recordarla a largo plazo sin estés y sacando la nota que quieres. 

Es posible que ya lo hayas intentado hacer y quizás en algunas ocasiones no has dormido para poder estudiarlo todo, pero piensa en cómo te has sentido mientras lo hacías, el estrés de última hora, los nervios por no saber si lo consigues terminar todo y sin la seguridad de que en el examen conseguirías recordarlo todo a la perfección para sacar la nota que quieres. 

Estudiar 100 páginas: ¿demasiado esfuerzo y estrés y poco tiempo…

Las 3 desventajas más grandes que tiene estudiar leyendo y repitiendo son:

Pierdes mucho tiempo. Memorizar no significa tener repetir, así como no es necesario subrayar toda la página ni tampoco reescribir la información haciendo resúmenes. Si tuvieras un examen de un libro de 2.000 páginas, repetir 8 veces la misma información equivaldría a haber estudiado un libro de 16.000 páginas. Una diferencia importante. Muchos estudiantes llegan al examen con la sensación de no haber tenido el tiempo para repasar bien todo, tener que repasar 16.000 páginas no es factible. 

Es aburrido. cuando tienes que ver la misma cosa varias veces tu mente se aburre y se distrae, por eso tu concentración disminuye durante el estudio. Es como ver la misma película una y otra vez durante una semana, llega un momento donde lo único que quieres es apagar la televisión. 

A largo plazo es inútil. Esta forma de estudiar a mano no estimulan ninguna de las características naturales que usa nuestra mente para recordar las cosas, activan solo el hemisferio izquierdo (el racional) del cerebro y tampoco estimulan la memoria visual, auditiva o kinestésica. Como resultado tendemos a olvidarlo todo en el tiempo. Piensa en todas las veces que has estudiado geografía, ¿te sabes el nombre de todas las capitales del mundo?, ¿y los ríos de España?

… o poco estrés y poco tiempo? 

Estamos hablando de ponerte a estudiar 100, 200, 1.000 páginas con un método de estudio personalizado en función de tus exigencias. El concepto base es muy simple: entender cómo funciona el proceso de aprendizaje de la mente humana y aprovecharlo al 100%. Para ti significaría conseguir todo esto: 

  • Aumentar la velocidad de lectura, multiplicándola por 3, 4 e incluso más. Esto quiere decir que si para leer 100 páginas necesitas 10 horas, usando técnicas de lectura rápida y comprensión lo harías en 3 horas. De repente tendrías 7 horas más para ti.
  • Puedes aprender a hacer “esquemas” que sean eficaces de verdad y que no tengas que volver a reescribir el día antes del examen porque ya no entiendes por qué los habías escrito así. Por ejemplo, los mapas mentales te permiten resumir 100 páginas del libro en solo 2 o 3 hojas A4 a una sola cara. 
  • Puedes dejar de vivir estrés y de perder el tiempo por tener que repetir, que significaría eliminar 12.000 de las 16.000 páginas que tienes que estudiar.
  • Puedes recordar todo a largo plazo, si todo, cada detalle que decidas almacenar en tu memoria se quedará ahí en el tiempo. Podrías memorizar facilmente fórmulas, fechas, nombre técnicos, palabras abstractas, gráficos e incluso el vocabulario de un idioma extranjero. 

Habiendo visto esto, estudiar 100 páginas en un día es absolutamente posible. 

Si todavía te parece demasiado bonito para ser verdad puedes leer los testimonios certificados de más de 1.000 estudiantes que ya han revolucionado su forma de estudiar en Facebook

Si quieres dejar de lavar a mano y todavía no has descubierto cómo se usa la lavadora acércate a una de nuestras sedes o inscríbete aquí para ver con tus propios ojos de lo que es capaz de hacer tu mente. 

Deja una respuesta